Hamburguesa Casera Rellena de Queso

Siguiendo con la semana de la cocina americana dedicada a los niños os traemos hoy una forma de preparar hamburguesas de forma casera. Son muchas las elaboraciones de hamburguesa que se venden en la zona de carnicería de los supermercados, pero si os fijáis en la lista de ingredientes podéis observar que no todo es carne, ni siquiera el 90% en algún caso. Lo mejor es saber lo que se come, por eso hemos decidido poneros esta sencilla forma de aliñar la carne para formar las hamburguesas.

Lo que os vamos a poner son cantidades de condimento para esta cantidad de carne. Dependiendo del tamaño que queráis hacer las hamburguesas y la cantidad de ellas que queráis hacer , tendréis que variar las cantidades de preparado.

Para darle forma a las hamburguesas utilizaremos un aro metálico tan grande como el pan que vayáis a usar . Los venden en bazares y ferreterías.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ingredientes para 4 hamburguesas de 200 gramos

  • 800 gramos de carne picada de ternera y cerdo a partes iguales
  • Una cucharadita de ajo en polvo
  • Una cucharadita de orégano
  • Una cucharadita de salsa Worcester (conocida como salsa Perrins)
  • media cucharadita de pimienta negra
  • Una pizca de sal
  • 4 lonchas de queso para fundir (tranchetes), opcional
  • 4 panes de hamburguesa XXL
  • Unas hojas de lechuga
  • Un tomate grande
  • Una cebolleta o cebolla mediana (opcional)

Elaboración

Lo primero que vamos a hacer es “macerar” la carne para que coja un poco de sabor. Para ello la ponemos en un bol grande y añadimos el ajo, el orégano, salsa Perrins (también conocida como Salsa inglesa o Worcester), la pimienta negra y la sal. Mezclamos todo muy bien con las manos y reservamos unas horas en el frigorífico. También podemos darles forma directamente y envolverlas de una en una en papel film, y las reservamos igual. Esto hará que la carne vaya cogiendo sabor a todos los ingredientes.

A la hora de formar las hamburguesas (si queréis hacerlas con un toque diferente) yo les meto una loncha de queso para fundir dentro de la masa, para lo cual partiremos cada bola de masa de carne en dos, aplastándolas y colocando un tranchete encima de una de ellas. Después ponéis la otra media hamburguesa encima y las aplastáis las dos junta( sin mezclar) dentro del aro que habéis usado.

En la plancha eléctrica caliente, o en una sartén caliente ponéis a tostar el pan de hamburguesa abierto por la mitad con un poco de mantequilla untada. Reserváis.

A continuación podéis poner también en la plancha el tomate cortado en rodajas gruesas, para dorarlo un poco. Ya es el momento de poner la carne en la plancha ( si tenéis una plancha eléctrica grande, podéis hacerlo todo a la vez). Darle el punto de cocinado que queráis a la carne.

Si queréis ponerle cebolla en la hamburguesa, en vez de la típica rodaja de cebolla hecha en la plancha, podéis sofreírla en una sartén con un poco de azúcar, para caramelizarla ligeramente.

A la hora de servirlas, montad todo el conjunto y unidlo con un palillo largo para que no se desplome. Poned unos boles pequeños con ketchup, mostaza y mayonesa para que cada comensal se eche lo que más le guste. Servir con patatas fritas muy crujientes.

Truco: si queréis conseguir unas patatas fritas crujientes les tendréis que dar una doble fritura. Las cortáis en bastones finos (aunque no mucho). Las freís en aceite caliente a 200 grados durante unos 50 segundos más o menos. Sacamos a un papel para escurrirles el aceite. Dejamos enfriar durante 30 o 40 minutos. Volvemos a llevar el aceite a 200 grados y freímos las patatas durante unos tres minutos y medio, hasta que estén doradas. Si no hacéis las patatas en la freidora (que tiene termómetro) y no tenéis termómetro podéis comprobar la temperatura del aceite tirando dentro una miga de pan. Si la miga se hunde y vuelve a subir rápidamente a la superficie haciendo burbujitas en torno a ellas, el aceite estará listo.

RECETA EN PDF : HAMBURGUESA CASERA RELLENA DE QUESO

 

Anuncios

Galletas de Jengibre (para Halloween)

Se acerca una de las fiestas que más gustan a los niños estadounidenses, “Halloween”. Es una fiesta que, sin saber cómo, se ha colado en nuestras vidas. Supongo que será por la influencia del cine de aquel país que nos ha metido por los ojos lo “divertido” que es aquello del truco o trato, y también tendrá que ver que no nos hace falta que nos pongan un cuchillo en el cuello para obligarnos a adoptar fiestas nuevas, sean de lo que sean.

Esta receta es muy fácil de hacer, por lo que los más pequeños de la casa podrán echaros una mano. Tendréis que haceros con unos moldes cortapastas para galletas (de los que tienen forma de árbol o de muñeco, por ejemplo). Podréis encontrarlos en cualquier bazar o supermercado. Yo las he hecho con jengibre, pero si el sabor os parece muy arriesgado, podéis cambiarlo por cacao en polvo.

1138573259_f9b2965791_o

   Ingredientes para unas 15 o 20 galletas pequeñas

  • 120 g de harina de repostería
  • 50 g de mantequilla 
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de azúcar moreno o azúcar vainillado ( o mezcla)
  • 1/2 limón
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido o cacao en polvo

Elaboración

Para hacer la masa de galletas mezcla en un bol la harina, la levadura, la mantequilla , que tiene que estar derretida, y el jengibre (o el cacao en polvo si os habéis decidido por él). Exprime el limón, vierte el zumo y agrega un poco de ralladura de la piel. Poner en un cazo la miel y el azúcar moreno y cocinar durante 4 o 5 minutos. Agregar al bol y remover.

Estiramos la masa con las manos hasta que quede una masa fina (tanto como queramos de finas las galletas) y cortar con las formas que hallamos decidido. Cuando hallamos cortado todas, podemos volver a hacer una bola, estirar y cortar.. y así hasta que se acabe la masa..

Horneamos durante 10 minutos a 200ºc en el horno previamente calentado. Para terminar podemos espolvorear azúcar glass por encima o una mezcla de azúcar y canela.

Consejo: No hagáis las galletas muy finas, porque podrían quemarse…si las hacéis finas hacerlas menos tiempo en el horno (8 minutos).

RECETA EN PDF: Galletas de Jengibre (para halloween)

Tortilla de Patatas Rápida

La receta de hoy va dedicada a toda esa gente que le encanta la tortilla de patatas hecha en casa, pero no se atreven con ella o les da pereza la elaboración de la patata. Os traemos la forma rápida de hacer la tortilla, que os llevará mucho menos tiempo de preparación que la tradicional. La vamos a hacer en el microondas. Lo bueno de prepararlas así es que el aceite donde las hacemos lo podemos usar una y otra vez para hacer tantas tortillas como queramos.

Yo no suelo ponerle pimiento verde a la tortilla de patatas, pero si os gusta lo podéis utilizar. A su vez, la tortilla admite varios ingredientes. Yo a veces le añado espinacas cocidas, jamón serrano o bacon.

IMAG0313[1]

Ingredientes (podéis variarlos en función de las personas)

  • 1/2 kilo de patatas  nuevas( de las de la piel lisa)
  • 4 huevos grandes (L)
  • 1 cebolleta o cebolla
  • aceite de oliva
  • sal

Elaboración

La elaboración de la receta nos resultará sencilla. Lo primero que tenemos que hacer es pelar y cortar las patatas en rodajas finas que luego cortaremos en dos o cuatro. Picamos la cebolla o cebolleta en juliana.

En un bol apto para el microondas colocamos las patatas y la cebolla mezcladas. Añadimos una pizca de sal y las cubrimos a ras con aceite de oliva. Tapamos sin dejar hueco con papel film transparente. Introducimos en el microondas a máxima potencia durante 15 minutos.

Cuando queden aproximadamente tres minutos para que acabe el tiempo del microondas, batimos los huevos con una cucharada de agua templada y sal. Ponemos a calentar una sartén baja con un par de cucharadas de aceite de oliva. Si vamos a añadir algún ingrediente más, se lo mezclamos con el huevo. Preparamos otro bol con un escurridor encima. Cuando acabe el microondas, sacamos el bol con la patata y la cebolla (con mucho cuidado que estará bastante caliente) . El papel film se habrá hinchado como haciendo una pequeña cúpula encima del bol, lo que habrá hecho que las patatas se cocinen antes.

Abrimos el papel film con MUCHÍSIMO cuidado ya que saldrá vapor del bol y podemos quemarnos. Echamos encima del escurridor, para que el aceite caiga en el de debajo. Incorporamos al cacharro donde hemos batido los huevos y mezclamos, machacando a la vez. Incorporamos a la sartén caliente. Esperamos a que se cuaje un poco por los bordes y bajamos un poco de temperatura el fuego o vitrocerámica. Con la ayuda de un plato más ancho que la sartén, damos la vuelta a la tortilla, y la cuajamos por el otro lado. Cada persona es un mundo y cada punto de la tortilla también, así que ésto queda a vuestra elección. Al estar calientes las patatas cuando se las añadimos al huevo, ya empezará a cuajarse un poco desde ese momento.

Consejo: es aconsejable utilizar para hacer tortillas alguna sartén que tengamos dedicada a ellas solamente y que sea de teflón o de cerámica. Si tenéis alguna sartén que se pega, podéis poner un poco de sal fina en la sartén caliente sin aceite ni nada. Esperáis a que empiece a quemarse ( se pone oscura) y la retiramos de la sartén (no la tiréis al cubo de la basura, porque quema bastante). Después pasáis un papel de cocina para quitar el resto de sal, y ya podéis hacer la tortilla en ella.

RECETA EN PDF: TORTILLA DE PATATAS RÁPIDA

Noodles Caseros con Pollo y Verduras

La cocina oriental está en pleno proceso de expansión en este país y en el mundo entero. Hoy os voy a enseñar una forma de preparar noodles (o fideos chinos) de una manera fácil y casera. Hay muchas elaboraciones de fideos de este tipo que vienen en cajas, o vasos de plástico  y a los que solo hay que añadir agua hirviendo… pero ésto es química pura, y pudiendo hacerlos en casa no tenemos ninguna necesidad.

Es una receta llena de sabores a la que podemos incorporar algún ingrediente más, o si hay algo que no nos guste, pues podemos quitarlo. Yo le voy a poner un puñado de cacahuetes machacados, pero hay gente que no le gustan, o simplemente, que son alérgicos a los frutos secos. Digamos que admite variar los ingredientes. Cómo siempre al final, encontraréis la receta en formato PDF.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gramos de fideos chinos o noodles instantáneos (no necesitan cocción)
  • 300 gramos de pechuga de pollo
  • una cebolla o cebolleta blanca
  • Un calabacín no muy grande
  • Una zanahoria
  • Una lata de champiñón laminado
  • Salsa de soja
  • Sazonador oriental (lo venden en los sÚper, con las especias)
  • Aceite de oliva
  • Un puñado de cacahuetes (opcional)
  • Cebolla de la que viene ya frita ( la venden en bolsitas, o recipientes de plástico)

IMAG0302[1]

Elaboración

Lo primero que vamos a hacer para esta receta es cortar la pechuga de pollo en tiras finas. Las ponemos en un bol en el que previamente habremos puesto unos 50 gramos de aceite, una cucharada de salsa de soja y una cucharada de sazonador oriental. Lo mezclamos todo bien, y dejamos macerando unos 20 minutos. NO AÑADÁIS SAL, PUESTO QUE LA SALSA DE SOJA YA APORTA LA SAL NECESARIA.

Lo siguiente es poner a “cocer” la pasta, que no es más que ponerla a remojo en agua muy caliente durante unos 7/10 minutos. El tiempo lo indica el fabricante.

Bien, ahora vamos a cocinar. En una sartén con una cucharada de aceite cocinamos la cebolla  y la zanahoria cortada en juliana. Cuando esté transparente la cebolla, añadimos el calabacín cortado en juliana también.  Añadimos en este momento le pollo que habremos escurrido previamente. Cocinamos esta mezcla hasta que esté el pollo hecho. Cuando esté totalmente cocinado el pollo, añadimos en la sartén los fideos escurridos. Mezclamos todo el conjunto.

Para terminar sobre el plato, servimos los noodles y echamos por encima unos cacachuetes pelados y machacados en un mortero. Yo también le pongo un poco de cebolla frita de la que venden ya hecha.

RECETA EN PDF: NOODLES CASEROS CON POLLO Y VERDURAS

Guiso de Patatas con Chorizo

Bien, hoy nos hemos decidido por una receta tradicional, de las de toda la vida. Es uno de mis platos favoritos. Es una receta apta para todo tipo de cocineros, desde el experto al absolutamente principiante, ya que la dificulta de su elaboración es… ninguna , y el resultado excelente. Muy buena receta para los fríos días de invierno puesto que nos dará calorcito por dentro y por fuera.

Una versión más tradicional de esta receta serían las patatas a la riojana, pero la lista de ingredientes aumenta. Yo suelo terminar este plato con un poquito de huevo cocido y cortado o rallado por encima. Disfrutad de la receta….

IMAG0300

  Ingredientes para 4 personas

  • 8 patatas medianas o 4 patatas grandes
  • 2 chorizos para guisar ( yo he usado chorizos blancos, de matanza casera)
  • 100 gramos de chistorra (opcional)
  • Una cebolla o cebolleta
  • dos dientes de ajo
  • un pimiento verde
  • caldo de carne o agua
  • sal, y pimienta negra
  • aceite de oliva
  • dos huevos cocidos (opcionales)
  • romero (ocpional)

Elaboración

Primero pelamos las patatas y las cortamos a mano, con una puntilla o cuchillo pequeño. Al cortarlas deben hacer “chas”, para que queden esquinas en la patata que al cocer nos ayudarán a que el caldo vaya espesando naturalmente. Las mantenemos en un cacharro, cubiertas de agua, para evitar que se oxiden.

En una cazuela ancha con dos cucharadas de aceite de oliva, doramos ligeramente los ajos cortados en láminas. A continuación ponemos la cebolla o cebolleta cortada en “juliana”. Cocinamos hasta que la cebolla empiece a tornarse transparente. En este momento añadimos las patata,bien escurrida. Damos unas vueltas con la cuchara de madera, para que se embadurnen las patatas con el aceite, la cebolla y el ajo. Si vamos a añadir chistorra, es el momento de cortarla en rodajas finas, ya añadirla. Cubrimos con caldo de carne o agua. Cuando arranque a hervir, ponemos en la cazuela el chorizo entero. Dejamos cocer todo el conjunto hasta que la patata esté blanda (unos 15 o 20 minutos). Si os decidís por poner el romero, poned en el caldo una ramita fresco, o una cuchara,dita de las de postre del que viene en bote. El romero leda un sabor “a campo” muy particular, y puede que no a todo el mundo le guste.

Una vez cocidas las patatas, retiramos el chorizo entero, dejamos que se temple un poco y cortamos de tamaño que se pueda coger con una cuchara. En este momento incorporáis el huevo cocido picado que le da un puntito muy rico. Probamos de sal y pimienta, y servimos.

Truco: Si veis que el caldo os ha quedado muy líquido, hay dos “truquis” que os ayudarán a espesarlo. Podéis coger una de las patatas del guiso y machacarlas, mezclando con el caldo, o podéis usar una cucharada de puré de patatas en copos,

Sopa Minestrone a mi manera

La elaboración que os proponemos hoy es una receta clásica de la cocina italiana, y como tal debemos saber que admite diversos tipos de preparación y acabado, dependiendo de la región del país donde se elabore. Os voy a enseñar la forma en la que yo la preparo. También os indicaré cómo podemos aprovechar lo que nos sobre, si es que esto sucede…

Esta sopa o guiso (según se mire) tiene variados ingredientes que van desde las legumbres y las hortalizas, hasta la carne y la pasta. Es un plato contundente y no nos haría falta comer segundo plato, ya que nos surte de nutrientes de sobra. Lo ideal es acompañarla con una ensalada simple de lechuga, tomate y cebolla, ala que podemos añadir un puñadito de rúcula. Voy a utilizar panceta fresca, pero si no podéis o queréis usar cerdo, pues poned un trozo de morcillo de ternera.

minestrone

Ingredientes para 6 personas.

  • 100 gramos de panceta fresca o morcillo de ternera
  • 2 tomates maduros
  • 1 zanahoria grande
  • 1 puerro grande (sólo la parte blanca)
  • 1 nabo
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 2 ramas de apio (las ramas se desprenden del manojo, no son el manojo)
  • 1/4 de repollo
  • 1 litro y medio de caldo de carne ( o de cocido, rebajado con la mitad de agua)
  • 100 gramos de judías verdes
  • 1 bote de judías blancas cocidas o 100 gramos de alubias frescas, puestas a remojo la noche anterior.
  • 40 gramos de pasta que no sea muy fina ( macarrones, caracolas, fideos gordos de los de fideuá)
  • 2 dientes de ajo y una rama de perejil
  • Aceite de oliva

Elaboración

Lo primero que haremos, si vamos a usar legumbre fresca, es ponerlas a remojo la noche anterior. Al día siguiente, las ponemos a cocer con sal, media cebolla y un trozo de pimiento rojo.Si las vamos a usar de bote, tendremos que lavarlas muy bien a la hora de usarlas, para quitarle el líquido de conservación.

Antes de comenzar con la elaboración en caliente, tendremos que tener las verduras y hortalizas preparadas para usarlas. Pelamos los tomates y los cortamos en cuadritos pequeños. La zanahoria y el nabo, también pelados, los cortaremos en juliana (tiras muy finas, aunque podemos rallarlos con la parte gorda del rallador). La cebolla, el puerro y el apio, también limpios y cortados en juliana( esto os costará más rallarlo). A las judías verdes les quitamos las hebras de los lados, y las picamos en juliana también junto con el repollo.

Para empezar con el guiso ponemos 4 cucharadas de aceite de oliva en una cazuela. Doramos en él la panceta o el morcillo de ternera,  sin cortar. Una vez esté dorado lo sacamos de la cazuela y reservamos. A continuación, en ese mismo aceite, echamos los tomates y los cocinamos un poco, hasta que empiecen a deshacerse. Seguidamente añadimos todas las hortalizas y verduras que tenemos preparadas. Mezclamos bien con el tomate todos los ingredientes. Incorporamos de nuevo la carne que habíamos sacado, y cubrimos todo con el caldo de carne o de cocido rebajado.

Dejamos cocer a fuego suave todo el conjunto. Cuando la carne esté cocida, y las hortalizas y verduras también es el momento de añadir las judías blancas, que hemos cocido aparte o las de bote, bien lavadas. Sacamos la carne y, cuando esté a temperatura para manejarla con la mano, la picamos en trozos que quepan en una cuchara, y no nos sean muy difíciles de comer. Volvemos a incorporar en la cazuela. Podemos ir añadiendo más caldo o agua si fuera necesario.

A parte, cocemos la pasta según las instrucciones del fabricante. Yo uso fideos gordos para fideuá  o unos macarrones que están como cortados a la mitad. Cuando esté la pasta cocida, la añadimos a todo el conjunto, que habremos tenido mientras a fuego suave. Para rematar la cocción, machacamos en un mortero los ajos y el perejil, en crudo, y lo añadimos, que hierva un poco con el guiso, comprobamos de sal y pimienta… y listo.

A la hora de servir, se puede acompañar con unas tostadas de pan con queso gratinado o pan frito con aceite de ajo.

Truco: Yo suelo echar un poco más de cada hortaliza y verdura, además de un par de patatas enteras peladas. Antes de añadir las alubias, la pasta…etc., saco una parte de las hortalizas, las patatas y caldo, para hacer una crema de verduras, que te apaña en cualquier momento.

RECETA EN PDF: Sopa Minestrone a mi manera

Croquetas Caseras de Cocido Madrileño

Como ya os avanzamos en la receta de ayer, aquí estamos para ofreceros una de las recetas de la llamada “cocina de aprovechamiento”. Corriendo los tiempos que corren, no podemos permitirnos el lujo de desperdiciar la comida que nos sobra. Pues bien, el cocido madrileño es un plato idóneo para aprovechar todos los restos que nos queden. En el congelador, previamente envasado en bolsas de congelación, yo tengo guardado el caldo para hacer sopitas para las frías noches de invierno. Y hoy os traemos una receta que también se puede conservar en el congelador, que nos arregla una cena, o un aperitivo en casa con los amigos.

Aprovechamos también para daros la receta base de las croquetas, que son una de las elaboraciones que más preguntas generan en mis allegados. No es una receta difícil de hacer, pero nos llevará un  tiempo de elaboración, ya que hay que estar removiendo y vigilando la masa constantemente.

croquetas

   Ingredientes para un litro de líquido 

  • La carne que nos sobre del cocido (pollo, morcillo, tocino). No chorizo, morcilla ni verduras.
  • 130 gramos de mantequilla
  • 130 gramos de harina
  • 3/4 de litro de leche ENTERA
  • 1/4 de litro de caldo del cocido
  • Una cebolla o cebolleta ( opcional)
  • Sal, pimienta negra molida y nuez moscada molida.

   Elaboración

Primero despojamos el pollo del hueso y de la piel, si aún los conserva. Picamos en trozos pequeños junto con el morcillo y el tocino. También podemos triturarlos con el accesorio picador de la batidora. A la vez,ponemos a calentar los dos líquidos juntos (leche y caldo)

En una cazuela ancha ponemos a fundir la mantequilla, y en ella ponemos a cocinar la cebolla o cebolleta muy finamente picada,si nos hemos decidido a ponerla. A continuación añadimos en la olla las carnes picadas. Removemos y cocinamos un poco. A continuación incorporamos la harina y hacemos una masa con todo el conjunto. Vamos echando la mezcla de líquidos en la cazuela, removiendo poco a poco con una cuchara de madera. Lo mantenemos a fuego medio, removiendo constantemente con la cuchara de madera. Irá haciendo “chup-chup” (pequeñas burbujas que irán explotando despacio). La probamos de sal, y le añadimos un poco de pimienta negra y nuez moscada. Sabremos que la masa está terminada cuando se separe perfectamente de los laterales de la cazuela.

Una vez hecha la masa, la extendemos en una bandeja honda, para enfriarla . Yo la forro de papel film, para sacarla más fácilmente.Ahora llega el momento de darles forma (en esto os pueden ayudar los niños). Con las manos limpias, y unas gotas de aceite de oliva, vamos dando forma a la masa. También podemos cortar la masa según sale de la bandeja en tiras anchas (así nos saldrán cuadradas). Las pasamos primero por huevo batido y después por pan rallado.

Las freímos en abundante aceite de oliva y las pasamos a una bandeja  o plato con un papel de cocina, para quitar el exceso de aceite. Si las habéis congelado, podéis sacarlas unas horas antes al refrigerador, para que se vayan descongelando, o podéis freírlas directamente congeladas ( con cuidado, que puede saltar el aceite, y reventarse la croqueta).

A la hora de servir, se pueden acompañar de salsa de tomate casera, y una ensalada simple de lechuga, tomate y cebolla.

Truco:  Si las vais a congelar extenderlas en una bandeja, separadas para que no se peguen unas a otras. Cuando estén congeladas, las podemos separar en bolsas de congelación.

RECETA EN PDF: CROQUETAS DE COCIDO MADRILEÑO