Isla Flotante sobre Sopa de Cítricos

Hoy os traemos un postre diferente, sencillo y con un toque gracioso. Se trata de  una elaboración muy económica que nos servirá para rebajar un poco el menú para estas fechas que se avecinan. La sopa de frutas se puede tomar fría (yo la recomiendo así) o tibia. Para hacer la isla flotante utilizaremos un merengue que prepararemos en un momento.

Animaos a hacerlo, ya que es un postre que queda muy chulo y parecerá hecho por un profesional.

DSCN2402

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 4 naranjas de zumo
  • 4 mandarinas gordas
  • 1 lima
  • 2 huevos “M”
  • Azúcar moreno
  • 50 grs. de azúcar glass
  • 1 vaso de leche
  • Frutas para decorar (hemos usado kiwi, pero podéis usar frambuesas, arándanos, grosellas….)

ELABORACIÓN

Lo primero que vamos a hacer es exprimir las naranjas y las mandarinas. Para sacarle el máximo provecho a las frutas las aplastaremos contra la mesa haciéndolas rodar. Con ello conseguiremos romper las fibras interiores y sacar más zumo. Una vez tenemos los dos zumos los ponemos al fuego en un cazo con una cucharada sopera colmada de azúcar moreno. Lo ponemos a hervir  a fuego medio durante unos 10-15 minutos. Transcurrido este tiempo, metemos en la nevera para enfriar.

DSCN2390

Para prepara las islas flotantes, separaremos las claras y las yemas de los huevos (procurad que no caiga nada de yema en las claras, porque no montarían). Sólo vamos a usar las claras, así que las yemas guardadlas para cualquier otra elaboración. En un  bol amplio ponemos las dos claras y los 50 gramos de azúcar glass. Montamos a punto de nieve con el accesorio de varillas de la batidora (o a mano, si queréis hacer brazo). Sabremos que está a punto cuando al dar la vuelta al bol, no se cae el merengue.

DSCN2392

DSCN2395

Ponemos en un cazo la leche y la ponemos a calentar. Una vez que esté hirviendo vamos poniendo el merengue dentro. Para ello haremos una especie de “croquetas” usando dos cucharas (quedará una especie de “pelota de rugby”). Dejamos 10 segundos por cada lado, dándoles la vuelta con cuidado. Apartamos en un plato y reservamos en la nevera hasta la hora de servir.

Para servir el postre, ponemos la sopa en un cuenco. Luego colocamos la isla en el medio del cuenco. A continuación ponemos un poco de ralladura de la piel de lima y ponemos las frutas que vayamos a usar como decoración. Nosotros hemos puesto rodajas finas de kiwi.

¡¡ BUEN PROVECHO!!

Anuncios

Sopa de Cebolla con Galleta de Parmesano

Hoy os vamos a preparar un plato muy sencillo de elaborar y que da un buen resultado como primer plato de una comida de día de fiesta. El plato en principio puede resultar chocante y nos puede parecer difícil de digerir, pero nada más lejos de la realidad. El resultado final es un plato de sabor suave, y digestión fácil. Para presentarlo con un poco de gracia le vamos a poner encima una “galleta” que haremos con queso parmesano. Y todo esto por muy poco dinero.

En estos días que se avecinan, nosotros la prepararemos en casa como entrante de alguna de las comidas que preparemos.¡¡A disfrutarla!!

DSCN2120

Ingredientes para 4 personas

  • Dos cebollas grandes
  • Media barra de pan duro cortado en rodajas
  • Un litro de caldo de pollo o de verduras
  • Dos cucharadas de mantequilla
  • Un paquete de queso parmesano rallado ( o en polvo)
  • Sal y pimienta
  • Dos rebanadas de pan de molde

Elaboración

Para empezar cortaremos las cebollas peladas en juliana. Primero las cortamos a la mitad y luego hacemos finas tiras con ella. En una cazuela ponemos a fundir las dos cucharadas de mantequilla (se puede usar margarina también). Cuando esté fundida añadiremos la cebolla cortada. La vamos cocinando hasta que coja un color “amarronado” (si veis que se está pegando, poned un poco de agua en la cazuela para despegar del fondo). TENED MUCHO CUIDADO DE QUE NO SE QUEME, SOLO TIENE QUE COGER COLOR.

Aparte ponemos a freir las rebanadas de pan, y se las añadimos a la cazuela con la cebolla. Removemos y vamos machacando  las rebanadas de pan echamos una pizca de pimienta negra molida. En este momento incorporamos el caldo, que tendremos hirviendo (o al menos caliente). Dejamos hervir el conjunto durante 5 minutos.

Transcurrido este tiempo trituramos con el brazo de la batidora hasta obtener una sopa fina. Llegado este momento tenéis que decidir si queréis colar la sopa por un colador chino o dejarla sin pasar… eso como cada un@ quiera.

Precalentar el horno a 200ºC

Para hacer la “galleta de parmesano” estiraremos en una bandeja un papel apto para horno (es fácil de encontrar). Mi consejo es que dobléis el papel por la mitad y pongáis en la parte inferior el queso para taparlo con la parte superior. Una vez lo tengáis tapado ponedle algo de peso encima (otra bandeja de horno más pequeña sería lo ideal). Lo introducimos en el horno caliente. Esperamos unos 15 minutos. La galleta tiene que quedar con un  color dorado. Si queréis aprovechar el calor del horno podéis meter las rebanadas de pan de molde para tostarlas. Yo a las rebanadas de pan les quito el borde y las corto en diagonal, formando dos triángulos.

Para montar el plato, simplemente echad la sopa caliente en un plato o cuenco sopero. Colocad el triángulo de pan tostado encima de la sopa y poned encima un trozo de la “galleta de parmesano” que habremos cortado con la mano.

Y ya está. Esperamos que la disfrutéis y sobre todo que os animéis a hacerla.

Dorada rellena de Pisto

En esta ocasión os traigo uno de mis platos favoritos, ya que combina dos de los elementos con los que más disfruto. El pisto que hace mi madre en casa de toda la vida es sin duda alguna mi vicio ya sea como plato en sí, o como relleno de empanadas o empanadillas. La dorada es uno de los pescados que más me gusta comer, ya que no tiene ninguna dificultad de preparación, y es de muy fácil digestión. Combinando las dos cosas nos quedará un plato delicioso y completo.

La receta que hemos hecho es con doradas de ración (200/300 gramos) pero podéis usar una dorada grande y partirla en raciones. Por supuesto también podéis utilizar lubina con esta receta.

Cuando vayáis a comprar  a la pescadería, le tenéis que pedir al pescader@ que os prepare las doradas para hacerlas al horno (abiertas y sin la espina central).

Ingredientes para 4 personas

  • 4 doradas de ración (200/300 grms)
  • Dos dientes de ajo
  • Una cebolla grande
  • Un pimiento rojo grande
  • Un pimiento verde grande
  • Un calabacín grande
  • Dos tomates maduros
  • 4 patatas grandes u 8 medianas
  • Sal y pimienta negra molida
  • Aceite de oliva.

DSCN2206

Elaboración

Lo primero que vamos a hacer es picar todas las hortalizas  por separado en trozos pequeños.  En una  cazuela no muy plana con tres cucharadas de aceite de oliva ponemos a dorar los dos dientes de ajo picados en trozos minúsculos (lo podéis rallar con un rallador). Cuando empiecen a “bailar” en el aceite añadimos la cebolla. Cocinamos a fuego medio hasta que la cebolla empiece a tornarse transparente. Cuando esto ocurra será el momento de incorporar los dos pimientos.

Seguimos cocinando a fuego medio hasta que los pimientos estén cocinados (si veis que se queda muy seco, añadidle una cucharada sopera de aceite más). Cuando tengáis los pimientos cocinados ponéis en la cazuela los dados de calabacín. Sin subir la potencia, vamos removiendo todo el conjunto hasta que los calabacines empiecen a “transparentar”. Echamos un poco de sal, para ayudar a los calabacines a perder agua.

En el momento en que los calabacines se queden cocinados, ponemos los tomates (nosotros los hemos puesto sin pelar) cortados en dados pequeños también. Removemos cuidadosamente hasta que no quede nada de agua en la cazuela. Si observáis que está muy seco y no se ha cocinado, podéis echar un poco de agua.

Mientras se hace el pisto, es el momento de poner a cocer las patatas. Nosotros las hemos hecho en el microondas. Muy bien lavada y sin pelar, las envolvemos de una en una con papel FILM. Les hacemos unos pequeños agujeros con la punta del cuchillo y las ponemos en el microondas a tope de potencia durante 10 minutos si son grandes, o 7 minutos si son medianas. Una vez hechas, dejamos enfriar un poco y les quitamos el plástico que las recubre. En este punto podéis pelar las patatas o dejarlas con piel. Cortad las patatas en rodajas de medio dedo de ancho y extendedlas en el fondo de la bandeja de horno que vayáis a usar. Ponedles un poco de sal y pimienta y reservad.

Precalentar el horno a 180º

Una vez hecho el pisto cogemos las doradas y las abrimos, sin separarlas. Salpimentamos las doradas y ponemos el pisto sobre una de las partes. Cerramos con la otra parte de la dorad y sujetamos con un palillo para que queden cerradas. Repetimos con las otras tres doradas. Las colocamos encima de la cama de patatas que tenemos en la bandeja de horno y les echamos un chorrito de aceite de oliva por encima. Introducimos en el horno caliente durante 25/30 minutos (dependiendo del horno).

A la hora de servir, colocamos la dorada en el plato, despojándola del palillo, y acompañamos con las patatas, que habrán cogido el sabor del pescado.

Y voilá, tenemos un plato riquísimo y con el que seguro que disfrutaréis.

Trufas de chocolate

La receta de hoy es un clásico de todas las navidades: las trufas de chocolate. Aunque cuando pensamos en navidad lo primero que nos viene a la cabeza es el turrón, seguro que en la mayoría de las casas hay un platito con esta delicia. Pues bien, hoy vamos a aprender cómo se elaboran. Es superfácil y rápido, además, si tenéis pequeños en casa, podéis aprovechar los días de vacaciones para que os ayuden, a ellos les encanta darles forma y pringarse las manos de chocolate.

INGREDIENTES (Para 18 trufas según el tamaño)

  • 100 g de nata líquida
  • 150 g de chocolate fondant
  • 150 g de chocolate con leche
  • 20 g de brandy o de ron (opcional)
  • Cacao en polvo, fideos de chocolate o fideos de colores para rebozar

DSCN2096

ELABORACIÓN

Calentamos la nata al baño maría y añadimos los chocolates troceados.

Cuando el chocolate se haya deshecho añadimos un poquito del licor (este paso es opcional, le da un toque de sabor muy rico, pero si las vamos a hacer para niños podemos saltarnos este paso.

Retiramos la crema de chocolate del fuego, dejamos enfriar un poco y lo guardamos en el congelador durante una hora aproximadamente, así la masa se endurecerá y será más fácil trabajar con ella.

Cuando tenemos la masa dura, simplemente tenemos que dar forma con las manos o con ayuda de dos cucharillas y rebozar con los fideos o el cacao.

Y ya está! Como veis es muy sencillo y más barato que si compráramos las trufas fuera. Espero que os animéis a intentarlo y ya veréis los resultados.

DSCN2135

 

Lasaña Boloñesa

Después de mucho tiempo sin estar por estos lares (el trabajo es lo que tiene….) hoy volvemos con un clásico de la cocina. Mucha gente no se atreve con la lasaña porque piensan que es una elaboración difícil de llevar a cabo. No nos engañemos, tiene trabajo, pero dificultad mínima. Siempre la hago en casa cuando tengo invitados, ya que es una receta que podemos tener hecha de la víspera y cocinarla en el momento de comerla, lo que nos permitirá disfrutar más de la compañía de los nuestros…

Os hemos añadido algún truquillo de “profesional” para evitar que se nos desmorone la lasaña una vez cortada.

Intentad hacerla y, sobe todo, disfrutarla..

INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS

  • 1 kilo de carne picada mixta
  • 1 paquete de pasta para lasaña  de la que viene precocida(18 placas)
  • 1 cebolla grande o dos medianas
  • 2 zanahorias
  • 1 bote de mezcla de setas o champiñones laminados (opcional)
  • 1 lata de tomate frito
  • Orégano
  • Puré de patatas en copos (opcional)
  • Aceite de oliva

DSCN2024

Para la bechamel:

  • 1 cucharada sopera de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de harina
  • 250 ml de leche entera
  • Queso rallado para gratinar
  • Sal, pimienta negra molida y nuez moscada rallada

DSCN2026

ELABORACIÓN

Lo primero que tenemos que hacer es poner a remojo las placas de lasaña con una cucharada de aceite para que no se peguen entre sí.

En una cazuela ponemos dos cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente ponemos a cocinar las cebollas y zanahorias.Una vez que esté “transparentando” la cebolla será el momento de añadir la carne picada.

DSCN2033

Seguimos cocinando la carne hasta que esté totalmente hecha. Cuando se han integrado todos los ingredientes es el momento de incorporar las  setas (si se las vamos a poner). Removemos para hacer un conjunto uniforme. En este punto incorporamos el tomate frito (dejando un poco para untar el fondo de la bandeja donde vamos a cocinar la lasaña). Removemos de nuevo y dejamos cocer durante unos 5 minutos a fuego medio.      

Transcurrido este tiempo yo utilizo un “truqui” de profesional para lograr que la masa quede más compacta y no se nos desarme al cortarla. El truco es añadir dos o tres cucharadas de puré de patatas en copos a la mezcla, incorporándolos al conjunto. Esto hará que la mezcla pierda humedad y gane en firmeza. Retiramos del fuego y reservamos.

DSCN2038

Precalentar el horno a 200 grados.

En un recipiente apto para horno extendemos una fina capa de tomate frito. Cubrimos el fondo del recipiente con una capa de pasta de lasaña (no importa que se “monten” unas con otras…. es más, casi es preferible). Luego ponemos y extendemos una capa del preparado de carne. Después volvemos a poner pasta,luego carne, y por último una capa de pasta.

DSCN2044

Para hacer la bechamel, que servirá de cobertura a nuestra lasaña, ponemos en una cazuela una cucharada sopera de mantequilla. Cuando esté derretida incorporamos una cucharada sopera de harina y removemos, cocinando durante un minuto. En este momento añadimos 250 ml. de leche caliente, poco a poco, y vamos removiendo hasta obtener una salsa ligera. Echamos en la bechamel un pellizquito de sal, nuez moscada rallada y de pimienta negra molida ( al gusto).

DSCN2045

Una vez terminada la salsa, la extendemos sobre la lasaña. Procurad meter los bordes de la pasta hacia dentro del molde, ya que con el calor es probable  que se suban las puntas hacia arriba. Luego repartimos queso rallado (no en polvo) por encima.

DSCN2050

Horneamos durante 20 minutos y voilá! Ya tenemos nuestra lasaña casera.