Tortilla de Patatas Rápida

La receta de hoy va dedicada a toda esa gente que le encanta la tortilla de patatas hecha en casa, pero no se atreven con ella o les da pereza la elaboración de la patata. Os traemos la forma rápida de hacer la tortilla, que os llevará mucho menos tiempo de preparación que la tradicional. La vamos a hacer en el microondas. Lo bueno de prepararlas así es que el aceite donde las hacemos lo podemos usar una y otra vez para hacer tantas tortillas como queramos.

Yo no suelo ponerle pimiento verde a la tortilla de patatas, pero si os gusta lo podéis utilizar. A su vez, la tortilla admite varios ingredientes. Yo a veces le añado espinacas cocidas, jamón serrano o bacon.

IMAG0313[1]

Ingredientes (podéis variarlos en función de las personas)

  • 1/2 kilo de patatas  nuevas( de las de la piel lisa)
  • 4 huevos grandes (L)
  • 1 cebolleta o cebolla
  • aceite de oliva
  • sal

Elaboración

La elaboración de la receta nos resultará sencilla. Lo primero que tenemos que hacer es pelar y cortar las patatas en rodajas finas que luego cortaremos en dos o cuatro. Picamos la cebolla o cebolleta en juliana.

En un bol apto para el microondas colocamos las patatas y la cebolla mezcladas. Añadimos una pizca de sal y las cubrimos a ras con aceite de oliva. Tapamos sin dejar hueco con papel film transparente. Introducimos en el microondas a máxima potencia durante 15 minutos.

Cuando queden aproximadamente tres minutos para que acabe el tiempo del microondas, batimos los huevos con una cucharada de agua templada y sal. Ponemos a calentar una sartén baja con un par de cucharadas de aceite de oliva. Si vamos a añadir algún ingrediente más, se lo mezclamos con el huevo. Preparamos otro bol con un escurridor encima. Cuando acabe el microondas, sacamos el bol con la patata y la cebolla (con mucho cuidado que estará bastante caliente) . El papel film se habrá hinchado como haciendo una pequeña cúpula encima del bol, lo que habrá hecho que las patatas se cocinen antes.

Abrimos el papel film con MUCHÍSIMO cuidado ya que saldrá vapor del bol y podemos quemarnos. Echamos encima del escurridor, para que el aceite caiga en el de debajo. Incorporamos al cacharro donde hemos batido los huevos y mezclamos, machacando a la vez. Incorporamos a la sartén caliente. Esperamos a que se cuaje un poco por los bordes y bajamos un poco de temperatura el fuego o vitrocerámica. Con la ayuda de un plato más ancho que la sartén, damos la vuelta a la tortilla, y la cuajamos por el otro lado. Cada persona es un mundo y cada punto de la tortilla también, así que ésto queda a vuestra elección. Al estar calientes las patatas cuando se las añadimos al huevo, ya empezará a cuajarse un poco desde ese momento.

Consejo: es aconsejable utilizar para hacer tortillas alguna sartén que tengamos dedicada a ellas solamente y que sea de teflón o de cerámica. Si tenéis alguna sartén que se pega, podéis poner un poco de sal fina en la sartén caliente sin aceite ni nada. Esperáis a que empiece a quemarse ( se pone oscura) y la retiramos de la sartén (no la tiréis al cubo de la basura, porque quema bastante). Después pasáis un papel de cocina para quitar el resto de sal, y ya podéis hacer la tortilla en ella.

RECETA EN PDF: TORTILLA DE PATATAS RÁPIDA

Guiso de Patatas con Chorizo

Bien, hoy nos hemos decidido por una receta tradicional, de las de toda la vida. Es uno de mis platos favoritos. Es una receta apta para todo tipo de cocineros, desde el experto al absolutamente principiante, ya que la dificulta de su elaboración es… ninguna , y el resultado excelente. Muy buena receta para los fríos días de invierno puesto que nos dará calorcito por dentro y por fuera.

Una versión más tradicional de esta receta serían las patatas a la riojana, pero la lista de ingredientes aumenta. Yo suelo terminar este plato con un poquito de huevo cocido y cortado o rallado por encima. Disfrutad de la receta….

IMAG0300

  Ingredientes para 4 personas

  • 8 patatas medianas o 4 patatas grandes
  • 2 chorizos para guisar ( yo he usado chorizos blancos, de matanza casera)
  • 100 gramos de chistorra (opcional)
  • Una cebolla o cebolleta
  • dos dientes de ajo
  • un pimiento verde
  • caldo de carne o agua
  • sal, y pimienta negra
  • aceite de oliva
  • dos huevos cocidos (opcionales)
  • romero (ocpional)

Elaboración

Primero pelamos las patatas y las cortamos a mano, con una puntilla o cuchillo pequeño. Al cortarlas deben hacer “chas”, para que queden esquinas en la patata que al cocer nos ayudarán a que el caldo vaya espesando naturalmente. Las mantenemos en un cacharro, cubiertas de agua, para evitar que se oxiden.

En una cazuela ancha con dos cucharadas de aceite de oliva, doramos ligeramente los ajos cortados en láminas. A continuación ponemos la cebolla o cebolleta cortada en “juliana”. Cocinamos hasta que la cebolla empiece a tornarse transparente. En este momento añadimos las patata,bien escurrida. Damos unas vueltas con la cuchara de madera, para que se embadurnen las patatas con el aceite, la cebolla y el ajo. Si vamos a añadir chistorra, es el momento de cortarla en rodajas finas, ya añadirla. Cubrimos con caldo de carne o agua. Cuando arranque a hervir, ponemos en la cazuela el chorizo entero. Dejamos cocer todo el conjunto hasta que la patata esté blanda (unos 15 o 20 minutos). Si os decidís por poner el romero, poned en el caldo una ramita fresco, o una cuchara,dita de las de postre del que viene en bote. El romero leda un sabor “a campo” muy particular, y puede que no a todo el mundo le guste.

Una vez cocidas las patatas, retiramos el chorizo entero, dejamos que se temple un poco y cortamos de tamaño que se pueda coger con una cuchara. En este momento incorporáis el huevo cocido picado que le da un puntito muy rico. Probamos de sal y pimienta, y servimos.

Truco: Si veis que el caldo os ha quedado muy líquido, hay dos “truquis” que os ayudarán a espesarlo. Podéis coger una de las patatas del guiso y machacarlas, mezclando con el caldo, o podéis usar una cucharada de puré de patatas en copos,